miércoles, 25 de noviembre de 2009

Diyarbakir...escapada a Hassankeyf

En mesopotamia fuimos felices...molto fecile!

Con unos escolares...al salir de clase...

Los kurdos son gente de quitarse el sonbrero


Vista de Hassankeyf junto al Tigris




La cuenca del Tigris...¿os imaginabais algo así?...Nosotros tampoco.











Amigitos que hicimos en Hassankeyf...gran gente la Kurda


Vista de Hassakeyf desde su colina...llegareis sudando...pero merece la pena

Después de callejear Diyarbakir durante dos jornadas, decidimos realizar una excursión a Hassankeyf. Lo debiamos de hacer en dos partes para poder llegar mediante transporte público: Diyarbakir-Batman y Batman Hassankeyf. Todo salió perfecto.

Después de desayunar en nuestro Hotel Balkar Otel, nos dirigimos a la estación de autobuses a las fueras de Diyarbakir, que se llama Diyarbakir Otogari.

El tema va así:Al llegar a la estación de autobuses, vereis una multitud de microbuses o Dolmus.Cada una de estas furgonetas tiene escrito en un cartel el lugar de destino. Os acercais, preguntais, y despues de aceptar el precio, esperais a que se llene. En cuanto se llena, sale. Como no hay Dolmus directo a Hassankeyf ( es un pueblo pequeño y lejano), debereis tomar el que va a Batman, pueblo originario del héroe del comic.Creo recordar que el trayecto es alredededor de 2 horas. Una vez llegados a Batman, tomais otro Dolmus con el cartelito de Hassankeyf.

Ya está todo hecho. El paisaje Kurdo es algo que me conmocionó gratamente. Campos verdes...aldeas Kurdas donde el tiempo parece haberse detenido...hermosos valles erosionados por el mismisimo Tigris, y campos de extración de petróleo sobre una moqueta verde (yo creía que el petróleo solo crecía en los desiertos) alrededor de de Batman... ¿de qué tendría sino Batman tanta pasta?. El paisaje emociona, lo he de admitir, y resulta irreal como inesperado a partes iguales.
Hassankeyf es conocida también como la pequeña Capadocia. Se trata de un pueblo pequeño a la orilla del Tigris. La gente es cordial y lo mejor es subir a la colina del pueblo y quedarse con el momento. Luego siempre podreis bajar y probar la trucha del Tigris...aunque a decir verdad, más a gusto me hubiese comido un Bacalao al Pil-Pil...

No hay comentarios:

Publicar un comentario